Un espejo gigante para iluminar a un pueblo

A grandes males, grandes remedios. Un pueblo en los Alpes italianos ha conseguido finalmente disfrutar de luz solar en invierno gracias a un espejo gigante instalado en la cumbre de una montaña que reflejará los rayos solares en la plaza mayor.

Viganella, con una población de menos de 200 habitantes, se encuentra en un valle tan pronunciado que cada año, del 11 de noviembre al 2 de febrero apenas recibe ninguna luz solar. Eso fue así hasta que el alcalde Pierfranco Midali decidió hacer algo al respecto.

Ahora un espejo de cinco metros de alto por ocho de ancho sigue el movimiento del sol y refleja sus rayos en la plaza histórica de Viganella (imagen). Este monumental espejo ha costado cerca de 100.000 euros, y fue presentado el domingo para deleite de sus habitantes.

“Aquí hace mucho frío en invierno y los residentes, mucho de ellos ya mayores, suelen estar dentro de sus casas todo el tiempo. Ahora la gente disfruta sentándose en los bancos de la plaza y charlando”, dijo Maria Velona, que trabaja en el ayuntamiento.

Las autoridades locales de otros sitios con problemas similares en Canadá, Estados Unidos y Francia se han puesto en contacto con el alcalde Midali.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s